21 octubre, 2020

Un espía del régimen chino reveló cómo usó LinkedIn para obtener información sensible de EEUU.

Un estudiante de doctorado de la Universidad Nacional de Singapur que fue a Beijing a hacer una presentación académica sobre política se convirtió en un espía clave de los servicios de inteligencia china, logrando información sensible sobre el ejército y el gobierno de los Estados Unidos. El singapurense Yeo Jun Wei, también llamado Dickson Yeo, se declaró culpable el viernes 24 de julio de montar una consultora ficticia como fachada para recolectar información sensible de los Estados Unidos. En su declaración, admitió haber trabajado entre 2015 y 2019 para la inteligencia china, detectando y evaluando a los estadounidenses con acceso a “información valiosa no pública” a través de redes sociales, en especial LinkedIn.

Según reveló la cadena de TV asiática CNA, A través de esa red orientada al uso empresarial, a los negocios y al empleo logró información de un civil que trabajaba con la Fuerza Aérea en el programa de aviones F-35B, contactó a un oficial estadounidense que trabajaba en el Pentágono sobre la retirada de las tropas de Afganistán, y obtuvo un informe de una persona del Departamento de Estado sobre un miembro del Gabinete de los Estados Unidos.

El perfil que usaba el agente de China en LinkedIn.

Cuenta El Joven A Espía

El trabajo de Yeo con los operativos de la inteligencia china comenzó en 2015, cuando viajó a Beijing para hacer una presentación sobre la situación política en el sudeste asiático, según muestran los documentos del tribunal. En ese momento, estaba haciendo un Doctorado de Filosofía en Política Pública de la Universidad Nacional de Singapur.

Captura de pantalla del perfil de Dickson Yeo en LinkedIn.

Después de su presentación, fue abordado por individuos que decían ser think tanks con base en China. Le ofrecieron dinero a cambio de informes políticos. “Yeo constató que al menos cuatro de estos individuos eran agentes de inteligencia de la República Popular China. De hecho, uno de ellos, tiempo después, le pidió que firmara un contrato con el ejército chino. Yeo se negó a firmar el contrato pero no dudó en trabajar con ellos, aún sabiendo que eran del servicio de inteligencia chino”, admitió según consta en el proceso.

Los agentes le encargaron que proporcionara información sobre las relaciones políticas, económicas y diplomáticas internacionales. Dijeron que querían “información no pública”, datos a los que se referían como “scuttlebutt”, rumores, chismes.

“Al principio, las tareas se centraron en el sudeste de Asia, pero con el tiempo, el objetivo se volvió Estados Unidos”, se lee en los documentos del tribunal a los que accedió CNA. “Aunque estos operativos (del servicio de inteligencia chino) usaban seudónimos en sus interacciones con Yeo, no escondían su afiliación al Gobierno. Uno de los operativos le dijo que él y su jefe trabajaban para la principal unidad de inteligencia del régimen”, agrega el expediente.

Durante uno de los viajes de Yeo a China, conoció a este espía y a otros dos en una habitación de hotel. Durante la reunión, instruyeron a Yeo para que buscara información no pública sobre el Departamento de Comercio de EEUU, la inteligencia artificial, y la guerra comercial entre China y los EEUU. Se reunió con operativos en varios lugares de China. Con uno de los contactos se vio alrededor de “19 a 20 veces” y con otro, unas 25 veces. Cada vez que Yeo viajaba a China para las reuniones, era sacado de la línea de aduanas y llevado a una oficina separada para agilizar su entrada al país.

¡¡Síguenos para estar mas informados de la actividad noticiosa!!