21 octubre, 2020

La disputa entre Grecia y Turquía por los vastos yacimientos de gas del Mediterráneo Oriental (y por qué es tan peligrosa una escalada).

Ganar la lotería puede ser una gran noticia. Pero si el billete lo comparte una familia ya plagada de disputas, lo que parecía una suerte puede acabar rápidamente en destrucción y desgracia.

La “lotería” en este caso es el hallazgo de vastas reservas de gas natural y petróleo en este del mar Mediterráneo.

Y lo que para muchos es un premio (otros lo ven como maldición) lo comparten Grecia y Turquía, dos vecinos mal avenidos que se han visto inmersos en una escalada de tensiones en disputa por el acceso a los hidrocarburos.

Más desde que Turquía anunciara esta semana que planea enviar al buque Oruc Reis a aguas al sur de la isla griega de Kastelórizo, que se encuentra muy cerca de la costa turca. El fin es realizar un peritaje sísmico, una etapa previa a la exploración de hidrocarburos.

Esta escalada no solo involucra a Grecia y Turquía sino a toda la región.

Stelios Petsas, vocero del gobierno griego, respondió señalando que su país “no aceptará la violación de su soberanía y hará todo lo necesario para defender sus derechos soberanos”.

La Unión Europea afirmó por su parte que el anuncio turco, difundido por un sistema de télex naval internacional llamado Navtex, “envía el mensaje equivocado”.

El este del Mediterráneo genera cada vez más la preocupación internacional, no solo por la tensión entre Grecia y Turquía, basta mirar el mapa para ver que involucra también a países con conflictos tan enmarañados como devastadores.

“Si comparas el este del Mediterráneo con el océano Índico éste último es 30 veces más grande. Pero cuando miras quiénes están en esta región del Mediterráneo, ves por ejemplo a Siria con una guerra civil brutal en la que están involucrados Rusia e Irán, y ves el conflicto en Libia”, afirmó Tsiampiris.

“El Mediterráneo Oriental puede parecer pequeño en comparación, pero es una región turbulenta, con ramificaciones globales que van mucho más allá de este sitio geográfico”, agregó.

“Por eso lo que ocurre allí es tan importante y tan peligroso”.

Un informe del Servicio Geológico de Estados Unidos estimó en 2010 la existencia de más de tres billones de metros cúbicos de gas y 1.700 millones de barriles de petróleo en las costas de Chipre, Israel, la Franja de Gaza, Siria y Líbano.

Las compañías petroleras ExxonMobil de Estados Unidos, Eni de Italia y Total de Francia descubrieron yacimientos de gas en aguas de Chipre, isla que supone una constante fuente de tensión entre griegos y turcos.

¡¡Siguenos para estar informados de la actividad noticiosa!!